Las 5 mejores rutas en bicicleta de montaña por Almería

Los pilares para disfrutar de una vida saludable son la práctica de deporte y una alimentación sana. En Marhaba apoyamos este estilo de vida, y este año somos uno de los patrocinadores del ‘V Maratón Corazón de la Alpujarra’, una prueba de bicicleta de montaña competitiva que se celebrará el próximo 8 de octubre, y en la que los participantes recorrerán casi sesenta kilómetros a dos ruedas.

La provincia de Almería es rica en paisajes de playas, de montañas, de frondosos bosques y de riachuelos colmados de agua, y eso la convierte en un lugar perfecto para practicar uno de los deportes de moda: la bicicleta de montaña. Las rutas por las diferentes sierras que conforman el territorio son numerosas. En este post hemos querido reunir algunas de ellas, realizadas por nosotros mismos y otras que aparecen en la irremplazable página de Wikiloc, ese tesoro para los amantes de la bici y del senderismo.

Foto: ciclismoalmeriablog.com

-Almería-San José.

Este es un básico de los caminos en bicicleta. Ideal para aquellos que quieran disfrutar de un día tranquilo, junto al mar, bordeando las Salinas de Cabo de Gata antes de subir al legendario faro para dejarse caer por el arrecife de Las Sirenas, la cala del Dedo, Mónsul y Los Genoveses. Un deleite que sirve para reponer energías para la semana.

-Almería-Enix

De mayor dificultad, requiere cierta preparación, porque las cuestas en la conocida subida de la Peseta se asemejan a las del puerto del Anglirú de la Vuelta a España. Verdaderamente antológicas. Pero, además, en otoño y, por supuesto, en primavera la ruta está salpicada de color y es posible ver cabras montesas antes de coronar el pueblo donde se pueden probar durante todo el año –llueva o haga sol- las famosas migas almerienses. A nosotros nos fascina este camino (y la cerveza con la tapa de migas, también).

-Tabernas-Colativí.

Para grandes amantes de la montaña. Una gran etapa, en la que se combina el desierto lunar de Tabernas con los agrestes caminos, junto al denso bosque de pinos que preside Sierra Alhamilla. El contraste entre el desierto y el bosque es sencillamente una fiesta para los sentidos. Y la subida al pico del Colativí, donde se encuentran las antenas, supone un fantástico reto del que el avezado ciclista se puede sentir orgulloso una vez conseguido.

-Gérgal-Calar Alto

Puerto de primerísima categoría de la Vuelta a España. La ruta se puede comenzar en las afueras de Gérgal. Nos esperan subidas sin descanso, curvas que recuerdan el mítico Alpe D´Huez del Tour de Francia y unas vistas fabulosas del valle. El observatorio de Calar Alto, situado en una de las cimas de la Sierra de los Filabres, se presenta majestuoso a nuestra llegada. Un clásico imperecedero de la bicicleta.

-Aguadulce-Los Ventiladores

Habitual entre los almerienses que pasan el verano en Aguadulce y también, claro, entre los vecinos que viven todo el año en la barriada roquetera, tiene el atractivo de ser una ruta de dificultad media-alta, pero con impresionantes vistas sobre el Poniente almeriense. La llegada a El Marchal, un pueblecito situado en una hondonada, es épico, como también lo son los ventiladores o molinos, que nos recuerda –con modernidad- aquellos otros gigantes de los que hablaba el hidalgo caballero don Alonso Quijano…